Acelerógrafo

Acelerógrafo

 
ACERCA DEL TEATRO

Estructuras Teatro Nacional y Museos del Banco Central

Plaza de la Cultura

El Laboratorio de Ingeniería Sísmica tiene un acelerógrafo digital en dos de los sitios más importantes del centro de la capital: El Teatro Nacional y el Museo del Oro del Banco Central.

El acelerógrafo del Teatro Nacional se encuentra en la boletería al costado norte, mientras que el del Museo en el nivel inferior, a más de 12 metros de profundidad con respecto al nivel de la calle.

El monitoreo acelerográfico de estos dos lugares es único en el país ya que se trata de registros que se obtienen a nivel del suelo y a profundidad en el centro de San José.

En el gráfico adjunto se muestra la traza de la estación del Teatro en la parte superior y la del Museo en la parte inferior. El movimiento en el Museo es menor que en el Teatro debido a que este último experimenta la amplificación sísmica producida por la geología superficial.

El Teatro Nacional se edificó como una estructura metálica con piezas de hierro traídas de Bélgica. El techo y el domo fueron diseñados por la Dirección de Obras Públicas y el material fue suplido por una empresa británica. Las paredes fueron construidas con piedra y granito traídas de canteras situadas en Cartago y con ladrillos fabricados en el país. Las maderas preciosas y semipreciosas empleadas en la construcción, como cedro, caoba,pochote, níspero, cocobolo, ronron y quizarrá, provenían en su mayoría de Alajuela. No se cuenta con información sobre el origen de los vidrios que decoran algunas puertas y ventanas del teatro, pero se piensa que fueron fabricados en Francia. Todos los materiales importados entraron por el Puerto de Limón y fueron transportados en tren hasta la capital.

Mediante Decreto Ejecutivo Nº3632 firmado por el presidente de la Republica Francisco J. Orlich en el año 1965, el Teatro Nacional fue declarado Monumento Histórico Nacional; con esto, el Estado costarricense reconoce la importancia arquitectónica, patrimonial, cultural e histórica del referido edificio.

El proyecto Plaza de la Cultura nace en 1973 luego de ser declarado Monumento Nacional el edificio del Teatro y declarada de interés público la zona aledaña. En 1975 el Banco Central de Costa Rica se hizo cargo del financiamiento y la ejecución del proyecto para así contar con un espacio donde exponer sus colecciones de oro precolombino, numismática y arte.

El diseño inicial fue un edificio de por lo menos dos plantas subterráneas y tres niveles de superficie, un edificio “parcialmente visible” de arquitectura contemporánea que no compitiera con el Teatro Nacional, sin embargo se decidió cambiar el proyecto y hacerlo completamente subterráneo.

La edificación, hito de la arquitectura costarricense, es la única construcción subterránea del país, la cual fue diseñada específicamente para albergar un museo; su forma es la de una pirámide invertida y cuenta con tres niveles arquitectónicos que suman 12 metros de profundidad desde el nivel de la calle pública. La Plaza es un área abierta de 45 x 80 metros que cuenta con una fuente, zonas verdes y varios niveles.

Los materiales de la construcción de este edificio son el concreto para las paredes, los pisos de mármol nacional y los pasamanos que son cortes de cenízaro, madera preciosa de Costa Rica que actualmente está en peligro de extinción. Asimismo, los pisos de las salas de exhibición están hechos de pequeños trozos de Surá, otra madera semipreciosa de Costa Rica.

Fuente: http://www.estructuras.lis.ucr.ac.cr.

Acelerógrafo del Teatro Nacional de Costa Rica
INICIOPOLITÍCAS DE PRIVACIDADDIRECTORIOMAPA DEL SITIO SOCIOS TNCR
SSL Certificate